El Ecodistrito

domingo, febrero 17, 2019

Quizá ubicases Malmö en el mapa si estabas en 2009 por aquí. No diré que las influencers allí naciesen, pero sí que mucho le debe el fenómeno a la primera hornada de blogueras nórdicas salidas de entre sus gentes.

Poco más sabía yo del sur de Suecia, la verdad; por lo que cuando crucé el gran puente de Öresund y llegué a la otra orilla, todo fueron sorpresas.

Era mi primer contacto con el país, las calles eran bonitas y se respiraba calma junto a algún que otro estereotipo hecho realidad. Pero hoy lo cierto es que no vengo a hablaros de la ciudad de The Cardigans o Lisa Olsson, si no de uno de sus barrios en especial: el Ecodistrito.

Levantado en una antigüa zona portuaria, y coronado por el neofuturista Turning Torso de Calatrava, el Bo01 planea dar hogar a 30.000 familias una vez se complete el plan urbanístico que lo vió nacer. La zona, sin coches y llena de vida y bicis, se alimenta al completo de energía renovable autogenerada y presta especial atención a zonas y techos verdes que favorecen la biodiversidad y reducen la cantidad de agua a drenar por sus colectores. Sus vecinos pueden trackear en todo momento sus consumos, y es que en el barrio todo está estudiado para maximizar la sostenibilidad de la zona; desde sus 14.000m2 de paneles solares y su agua regenerada, hasta los materiales reciclados con los que se erigen sus infraestructuras. En definitiva, un inspirador laboratorio arquitectónico que nos permite hacernos una idea de lo que nos espera en las ciudades del futuro.





Wishlist, #12

lunes, enero 28, 2019
 

La mudanza, y un poquito Marie Kondo, me han hecho darme cuenta de que los estampados a la larga no son lo mío.

Mi 2018 resumido en 25 canciones

lunes, diciembre 31, 2018

#Cahiers du Cinema: Diana

viernes, octubre 05, 2018
Conocí a Diana en su primer contacto con el público general. 
Llegué a la Cineteca de Matadero Madrid sin idea alguna de lo que me esperaba más allá de saber que vería a Ana Rujas como protagonista de algo que se antojaba fuera de lo común. No me equivocaba. Y aunque no sin algún que otro desacierto -achacable a su caracter amateur-, de alguna manera la película me atrapó por completo desde el primer momento. Un original guión de lo más perturbador y una fotografía memorable (a cargo de Irene Cruz) hacen sin duda de Diana una de las revelaciones del cine español de lo que va de año.

Título Original / Diana
Género / Thriller psicológico
Director / Alejo Moreno
Guión / Alejo Moreno
Año / 2018
Duración / 101 min
País / España



Sinopsis / El dormitorio de un piso de la Castellana, Madrid. Es el dormitorio de Sofía, una escort de lujo. Su nuevo cliente descubre el misterioso nombre que ella tiene tatuado en su pierna: "Diana... ¿Diana es tu nombre real?" Él se presentó como Hugo pero en realidad se llama Jano. Aparenta ser un educado hombre de negocios, un emprendedor moderno y cercano. ¿Lo es? El piso de Sofía se convertirá en el escenario de un perturbador juego donde se revelarán las personalidades que ambos ocultan, como capas de una compleja cebolla hasta llegar a su corazón. Y la clave del de Sofía se encuentra en desvelar quien es Diana y qué significa para ella. (FILMAFFINITY) 






We Are Ocean

miércoles, octubre 03, 2018

TWOTHIRDS nos invita a "proteger lo que amamos", que en el caso de Loreto y Lutz -sus creadores-, es el mar. El nombre de la marca proviene precisamente de ahí: dos tercios de nuestro planeta están cubiertos de océano.

En linea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 14, TWOTHIRDS sienta sus bases en la preservación del planeta, y todo lo que hacen va en línea a sus creencias: desde los materiales en los que fabrican sus prendas a las etiquetas o bolsas de envío (¡son biodegradables!).

Colaboré con TWOTHIRDS hace ya algunos años, casi al comienzo de su aventura, y celebro que proyectos sostenibles como este, con tanto espíritu y pasión, cada vez tengan más cabida en el mercado.

Supongo que exiten motivos para creer que hay esperanza.


Wardrobe Snacks

martes, octubre 02, 2018

Admiro a quienes son capaces de poner el color al servicio de su obra. Desde las primeras pinceladas de los Fauves al gran David Hockney, pasando por proyectos novedosos como el que ha unido esta vez a Kelsey McClellan y a Michelle Maguire, fotógrafa y estilista.

Wardrobe Snacks se inspira en esos momentos en los que carecer de una mesa a la que sentarse no nos impide disfrutar del bocado que tenemos delante: un sandwich en un banco del parque, unas patatas en el asiento del autobús, el ansiado postre en el sofá..


 "Son espacios informales, quizás incluso un poco incómodos en lo que respecta a comer, pero el comensal siempre parece estar perfectamente satisfecho con su bocadillo elegido, de una manera casi zen".

En definitiva, una divertida percepción monocromática de la comida y el estilo.

WEB_Wardrobe_Snacks_MG_8517WEB_5_Wardrobe_Snacks_MG_8400

Vans x Van Gogh Museum

miércoles, agosto 01, 2018
Es bien conocida mi devoción por Vans; mis once pares me delatan. Y unido a mi pasión por el arte, ¿como no iba a emocionarme una colección así?

La marca se ha aliado con el Van Gogh Museum de Amsterdam para crear una serie de prendas y zapatillas inspiradas en las pinturas más representativas del neerlandés.


La colección se pondrá a la venta el próximo día 3 de agosto y lo recaudado se destinará a conservar las obras y preservar el legado del artista.






Las Pitiusas

martes, julio 31, 2018
He viajado sola muchas veces en mi vida. La primera fue a los 14, y fue difícil pararme después. Pero no os asustéis, siempre había alguien al otro lado, aunque no le conociese todavía. Venía sin embargo sintiendo la curiosidad desde hacía tiempo de cómo sería hacerlo sin ese apoyo. Es decir, totalmente libre: desde el taxi de ida al metro de vuelta. Y así lo hice. Principios de mayo fue el momento e Ibiza fue el lugar.
 
 

No conocía la isla, buscaba desconectar, y casi sin darme cuenta me vi embarcando a las 6:50 de un jueves con mis mejores ojeras y mis mayores ganas. Fueron tres días intensos; me alojé junto a Dalt Vila y me enamoré al instante.

No quería la Ibiza de fiesta, ni la de Ses Salines saturada. Buscaba la de creer en el paraíso, y la de disfrutarlo fuera de temporada. Caminé hasta Torre de ses Portes -lo más meridional de la isla-, me perdí entre casas blanca y tiendas de decoración, vi Cala Gració totalmente vacía, e inmortalicé, por supuesto, absolutamente todo lo que pude. Sobre el papel y con la cámara.

También tomé el ferry a Formentera, no podía dejarlo escapar. Vi Es Vedrà a lo lejos en el camino y sentí que por un momento se ralentizaba el tiempo mochila a la espalda. Luego recorrí toda la isla en bici -Ses Illetes incluida-, y soñé, comiendo en Caló des Morts, con algún día mudarme allí y con suerte vivir del aire.


Tuve que irme, pero decidí volver. Quizás sola, quizás acompañada. Al fin y al cabo siempre es mejor hacer planes que esperarlos desde el sofá.